lunes, 19 de abril de 2010

Prohíben a anciano homosexual visitar a su pareja


Clay y su pareja Harold vivían juntos en California desde hace 20 años, realizaron todo lo que pudieron para proteger sus derechos, papeles legales, testamentos, poderes y directrices medicas, del uno hacia el otro.

Una noche, Harold se cayó por las escaleras de su casa y fue llevado al hospital. De acuerdo con las directivas hospitalarias Clay debería haber sido consultado sobre cualquier decisión médica de su pareja desde el primer momento. En vez de esto, el Estado y la dirección del centro de salud se negaron a que Clay pudiera ver a Harold en el hospital. Seguidamente tras el alta de Harold el condado de Sonoma fue un paso más allá y decidió separar a la pareja en dos asilos diferentes.

Haciendo caso omiso de los testamentos y papeles legales que había redactado la pareja el Condado siguió tratando a Harold como si no tuviera familia y fue a la corte a buscar el poder para tomar decisiones financieras en su nombre, resulta escandaloso que el condado tratara a Clay como compañero de habitación de Harold y no como pareja. Pero lo que sucedió después fue aun más escalofriante, sin ninguna autoridad el Condado se quedó con todas las pertenencias que ambos acumularon a lo largo de los 20 años de convivencia y las subastaron sin ni siquiera determinar cuales eran de Harold y cuales de Clay. Clay fue despojado de sus pertenencias metido en un asilo de ancianos contra su voluntad.

Tres meses después de haber sido hospitalizado Harold murió y Clay perdió la oportunidad de pasar los últimos meses de su vida con él.

Ahora gracias a la actuación de Anne Dennis, una abogado de Santa Rosa, Clay ha conseguido salir de la residencia donde se encontraba retenido contra su voluntad y ha presentado una demanda contra el Condado, la casa de subastas y la residencia de ancianos por haberle negado la compañía de su pareja durante los últimos meses de su vida, por haberles separado y por haber subastado todas sus pertenencias sin autorización. La fecha del juicio se ha fijado para 16 de julio 2010 en la Corte Superior del Condado de Sonoma.

Publicado por Alvaro Llàcer

0 comentarios:

Publicar un comentario