lunes, 25 de agosto de 2014

Claves para una buena comunicación



Uno de los elementos fundamentales para todo presentador o conferencista es la comunicación; pero ocurre que ésta no siempre es bien usada adecuadamente y nos puede llevar en dirección al fracaso. La comunicación además de ser indispensable en las relaciones empresariales, es la clave para nuestra vida diaria.

A continuación te presentaremos algunos consejos útiles tanto para el mundo laboral como social:

Recomendaciones para una acertada comunicación:



1. Uno de los principios más importantes es saber escuchar al otro, proporcionarle un espacio en el que se exprese y el tiempo suficiente para que elabore una respuesta. No es conveniente presionar e interrumpir a quién tiene la palabra, se debe esperar a que termine su idea u oración para contestar.

2. Es vital que le des a conocer a la otra persona que efectivamente la estás escuchando. La manera de confirmar que prestas atención al otro es respondiendo con frases como: “Ya veo”, “De acuerdo”, “Así es”, entre otras expresiones. También es determinante que exista contacto visual y gestos, porque estos hacen parte de otro lenguaje como es el corporal.

3. No te distraigas y si inevitablemente sucede no lo demuestres.

4. No ofrezcas ayuda de inmediato o expreses posibles alternativas de solución rápidas a lo que te están narrando.

5. Evita realizar negaciones sobre lo que la otra persona siente, ni comiences a contar tu vida con oraciones como: "Eso no es nada, a mí me pasó algo peor".

6. No realices observaciones directas sobre lo que es la persona, sino a lo que se dedica. Por ejemplo: en vez de decir  "Eres un inútil",  expresa: "Este último mes limpiaste mal la casa".

7. Concéntrate en hablar sobre un tema en especial, no aproveches la oportunidad para reclamar otras cuestiones.


8. Evita hablar frecuentemente de las equivocaciones anteriores, porque generan malos sentimientos y no sirve de nada; cítalas sólo para obtener una respuesta positiva y constructiva.

9. No seas demasiado obvio. Por ejemplo: si te sientes solo porque tu pareja está muy ocupada, no le demuestres el malestar expresándolo, sino que genera una solución como "¿Y si esta noche cenamos juntos?"
.

10. No abuses en el empleo de  palabras como "Siempre" y "Nunca", porque pocas veces expresan la verdad. Si lo que deseas es lograr un acuerdo, entonces elige mejor palabras como: "Últimamente"; "En ocasiones" y "A veces", entre otras.

0 comentarios:

Publicar un comentario