miércoles, 3 de septiembre de 2014

Claves para lograr la asertividad



La asertividad es una cualidad del ser humano que le permite desarrollarse integralmente reduciendo el estrés, mejorando la autoestima y controlando emociones desagradables como la rabia, además es una buena estrategia para ganarse el respeto de los demás.

¿Cómo lograr ser asertivo?

Según especialistas de Mayo Clinic, la asertividad es una capacidad de comunicación, es decir, una manera de expresarse con eficacia para defender el punto de vista personal, claro está, sin pasar por encima de los derechos y creencias de las otras personas.

 Sin embargo, para el común de la gente puede ser una cualidad muy compleja por sus costumbres, por lo que deben aprender cómo alcanzar la asertividad y como resultado mejorar su calidad de vida.

Comienza por hacerlo:
 
 1. Analiza tu estilo. Reflexiona, ¿eres de las personas que expresa sus opiniones o se queda callada?, esta pregunta te permite analizar tu conducta antes de someter tu actitud a una transformación. Esto te servirá para tomar las decisiones adecuadas.

2. Trata de hablar en primera persona. Emplea el “yo”en tus conversaciones, de esta forma podrás manifestar lo que piensas sin culpar a los demás. Por ejemplo al expresarte utiliza “Yo no estoy de acuerdo”, en vez de “Estás equivocado”.

3. Aprende a decir que no. Posees todo el derecho a desestimar algunas peticiones cuando verdaderamente no dispones de tiempo para hacerlo; es mejor manifestarlo a estresarte por desear cumplir con todo.

4. Práctica tu discurso. Si te resulta difícil manifestar tus ideas, intenta ensayar o pensar en situaciones parecidas y encuentra una respuesta. Exprésalo en voz alta o redáctalo en alguna libreta. 

5. Emplea el lenguaje corporal. Actúa con seguridad. Sostén una postura erecta y realiza contacto visual permanentemente. Intenta tener una agradable gestualidad facial y una actitud positiva en todo momento.

6. Controla las emociones. Dispone del tiempo necesario para tomar una decisión, no permitas que tus emociones te engañen, espera el momento oportuno para expresar tus pensamientos de una manera
coherente y tranquila.

7. Comienza por algo pequeño. Si por lo general eres una persona pasiva, trata de cambiar esta actitud en situaciones que no impliquen riesgo.

8. Respeta tus valores. No permitas que los demás pasen por encima de tus ideas o creencias. Dales a entender de manera respetuosa que eres una persona que vale lo mismo que ellos y por este motivo mereces respeto.

0 comentarios:

Publicar un comentario