viernes, 26 de septiembre de 2014

Claves para mejorar la redacción



Escribir es una de la tareas más complejas porque exige un empleo adecuado del idioma (gramática) y por otro lado una serie de cualidades que deben enriquecer el texto para lograr captar y mantener la atención de los lectores. Los grandes escritores reconocen que es un ejercicio de constante práctica y perfeccionamiento de la técnica. Si tu objetivo es afinar tus textos, a continuación te presentamos algunas técnicas para mejorar la escritura, publicadas por el portal ragan.com.

1. Practica diariamente

Para obtener un excelente nivel de escritura e indispensable que te entrenes todos los días, así se trate de la redacción de eventos cotidianos como los que se plasman en un diario íntimo.

2. Escribe con pasión

Algo que distingue a los buenos escritores de los excelentes, es la pasión que entregan en su labor. En la medida que te interese lo que estás transmitiendo, tus lectores lo notarán.

3. Emplea tu imaginación

La imaginación es uno de los instrumentos más valiosos que posee un buen escritor. No sientas temor de usarla y confía en lo que te dicta. 

4. Evita los lugares comunes

Si tu deseo es atraer la atención de los lectores, olvida los clichés, refranes y frases hechas.

5. Disfruta lo que haces

No existe nada peor que aburrirse leyendo un texto propio. Ten presente que si no te diviertes al escribir, tus lectores lo pueden percibir y de inmediato abandonarán la lectura.

6. Sé claro

Narra tus ideas independientes por párrafos de manera clara y precisa. Evita las oraciones largas y las puntuaciones complicadas.

 7. Sé fiel a ti mismo

Aunque es bueno que sigas el ejemplo de escritores a los que admires, lo ideal es que trates de seguir tu propio camino con tus ideas y convicciones personales. Encuentra tu propio estilo.

8. Sé original

Cualquier texto u obra debe salir 100% de tu mente y en lo posible no se debe parecer a ningún otro trabajo literario, por más que comprenda las mismas temáticas.

9. Elige bien las palabras

Aunque existen palabras similares, no son iguales. Ten cuidado al seleccionar las palabras porque pueden alterar el significado de lo que deseas comunicar.

10. Desecha los recursos excesivos

Elimina toda la información que no sea indispensable o que no aporte nada nuevo a la lectura como en el caso de los recursos humorísticos o de otro tipo que se presenten en varias ocasiones en el texto.

0 comentarios:

Publicar un comentario