lunes, 29 de septiembre de 2014

¿Cómo aprender a través de las imágenes?



Los ordenadores, internet, televisión, videocasetera, dvd y Cd-rom; son instrumentos que poseen la especialidad de utilizar la imagen como material importante dentro del lenguaje de comunicación, aunque, por lo regular, su empleo es sólo estético, y se olvida que con un acertado manejo, podría llegar a ser un recurso pedagógico valioso, que por otro lado, ayudaría como un buen comienzo para la promoción de una cultura visual.

En la actualidad, es importante tener en cuenta que experimentamos y conocemos a través de los medios, donde la imagen se ha transformado en el alfabeto de nuestra época, y que para donde observemos o en cualquier sito donde estemos, los mensajes visuales nos acompañan, ya sea en la escuela, la calle, en el hogar, los libros, la televisión, el cine y las tecnologías de comunicación; aún así, la imagen no siempre obtiene el valor que merece, y resulta indispensable cuestionarnos ¿por qué si es tan necesaria no estamos preparados para comprenderla y emplearla?, ¿por qué su estudio no se ha incluido en nuestro proceso de aprendizaje?


Si reconocemos la función de los mensajes visuales, entenderemos que la imagen es universal y atemporal, características que benefician a la comunicación inmediata, y que del mismo modo, nos brinda una polisemia ilimitada, posibilitando su empleo en los diferentes campos del conocimiento. Por ejemplo, una sola imagen puede gozar de diferentes significados si la ubicamos en un álbum, una galería, un cartel para una manifestación, un libro de texto o en la pared de nuestro hogar, adquiriendo de esta manera, el status de documento social, estableciéndose a la vez, como memoria visual e histórica, y medio de representación y comunicación.

Empecemos por aclarar que los mensajes que surgen desde los medios de comunicación se elaboran por medio del lenguaje escrito y visual, lo que representa diferencias de creación y empleo que deben considerarse a la hora de realizar un estudio. Además, el lenguaje escrito se presta con mayor facilidad para su análisis porque de modo más sencillo, puede dividirse, demostrando nexos y mensajes entre líneas cuando se realiza una primera lectura.


En el caso del lenguaje visual, esto no sucede de igual forma, porque este se diferencia por ser sintetizado y de impacto inmediato, y su análisis se verá influenciado por la primera impresión. Es bueno tener en cuenta que para efectuar un análisis objetivo sobre los mensajes visuales debemos dudar de la percepción inicial porque esta se constituye por referencia a elementos anteriores de conocimiento, lo que permite dejarse llevar por composiciones y colores, y esto puede generar una decodificación distorsionada y poco imparcial.

En este momento es importante prepararnos para apreciar, analizar y criticar la información visual que recibimos, de la misma forma para comunicarnos mediante ella, con la certeza completa del poder que posee en la transmisión de la información. Sin embargo, para entender por completo el propósito de los mensajes visuales requerimos de cierta educación, ya que el material de alfabetización tradicional del que se dispone, por lo general, con los recursos necesarios para realizar un análisis crítico de un texto, no ocurre del mismo modo con lo visual.

0 comentarios:

Publicar un comentario