lunes, 22 de septiembre de 2014

¿Cómo podemos fortalecer nuestra autoestima?



La autoestima es la opinión que las personas tienen sobre sí mismas. Algunos seres humanos se tienen en un alto concepto y a ese grupo pertenecen las personas  que se consideran valiosas y capaces. Otras, por el contrario, padecen del síndrome de “poca cosa”, se sienten inseguras e inferiores con relación a los demás.

En el primer grupo las personas tienden a vivir relajadas y felices, en especial, con más éxito que las segundas, porque se sienten capacitadas para afrontar los diferentes retos que impone la vida y además merecedoras del triunfo.

Por esta razón es fundamental gozar de buena autoestima, la tranquilidad y la confianza es vital para el bienestar completo. Para fortalecerla y aumentarla te presentamos las siguientes claves:

1. Refuerza la voz positiva

Comienza por realizar una lista de las cosas que sabes hacer  bien, tus talentos  y tus mejores cualidades. Nada se debe subestimar: “Sé escuchar”; “Soy amigable”; “Tengo facilidad para los números”; “Cocino muy bien”. Manténgalo presente todos los días porque precisamente la baja  autoestima es el resultado de concentrarse en las señales negativas o de menos (reales o imaginarias), no en las positivas o de más. Esta opción te ofrece un punto de vista más amplio.

2. Aprende a tratarte con respeto y consideración
 

Fortalece tu bienestar integral. Para esto es necesario que te conozcas y sepas qué requieres para sentirte una persona realizada y feliz. Algunas sugerencias pueden ser: ¿Iniciar un plan de ejercicios? ¿Terminar con una relación tóxica? ¿Capacitarte para un mejor puesto en el trabajo? ¿Invertir más tiempo en tus pasatiempos favoritos? Realizar un esfuerzo por colmar tu vida de todas esas actividades que alimentan tu mente, cuerpo y espíritu, es un avance importante para sentirte un ser valioso y merecedor del respeto propio y de los demás.

3. Escucha tu monólogo interior

¿Qué es lo primero que te dices cuando intentas algo nuevo, en caso de cometer un error o incluso al recibir un elogio?, las respuestas pueden ser: “No sirvo para esto”; o “Ella dice eso porque no me conoce”. Pon mucha atención a tus pensamientos, porque estos expresan la opinión que tienes sobre ti, ellos son el fundamento de tu autoestima.

4. Aprende a identificar la voz negativa

Descubre esa clase de crítico que habita en ti y aprende a distinguirlo. A lo mejor se trata de un eco de alguien en tu pasado, un familiar o educador que tú has interiorizado. Es ese que te califica: “Siempre te equivocas”; o él que te estereotipa: “Eres un/una…”.

5. Desmiente y combate

Según los psicólogos, identificar la voz de ese crítico interior es la mitad de la pelea; porque estás más consciente de lo que te dices y del efecto que esto desencadena sobre ti. Ahora estás en capacidad de desmentirlo: “No es cierto que siempre me equivoco”. El paso a seguir es recordar todas las veces que NO te equivocas.


0 comentarios:

Publicar un comentario