viernes, 19 de septiembre de 2014

¿Qué es la depresión y cómo podemos superarla?


La depresión es considerada según los expertos como una enfermedad grave y común que afecta la salud física y mental de las personas y se manifiesta a través de la forma de pensar y de sentir. La depresión puede provocar deseos de apartarse de la familia, los amigos, el trabajo, y la escuela. Por otro lado puede generar ansiedad, insomnio, pérdida del apetito, y hasta falta de interés o placer por realizar diferentes actividades.

Las técnicas expuestas son las más empleadas y ensayadas en la actualidad en los tratamientos psicológicos para superar la depresión. La ayuda profesional se recomienda especialmente cuando el estado de ánimo de la persona se encuentra seriamente comprometido.

A pesar de que estos métodos están diseñados para lograr superar la depresión, también pueden llegar a beneficiar a todas aquellas personas que aún sin padecer la depresión deseen mejorar algunos aspectos de su personalidad tan fundamentales como la asertividad, la autoestima o la inteligencia emocional, así como aprender a relajarse o dejar la mente en silencio con la práctica de la meditación.   

Técnicas para superar la depresión

Comienza por activarte: Realiza todo clase de actividades que antes te producían ilusión.

Piensa de forma positiva: Busca siempre el lado positivo de las situaciones que te ocurren.

Fortalece tu autoestima: Acéptate tal como eres, descubre tus cualidades y reconoce lo especial que hay en ti.

Desarrolla tu asertividad: Mejora las relaciones con las personas que te rodean, pero sin olvidar defender tus derechos e intereses personales.

Crece en inteligencia emocional: Experimenta emociones y vive con intensidad, aprende a distinguir y aceptar tus emociones aunque sean desagradables, como la tristeza, la soledad o el abandono.

Enfrenta las situaciones difíciles: Se valiente y confronta aquellas situaciones desagradables que durante mucho tiempo has intentado evadir y te generan estrés o ansiedad.

Establece metas en tu vida: Efectúa una lista de objetivos y procura realizarlos.

Destina tiempo del día para relajarte: Realiza rutinas como respirar profundamente o practicar relajación.

Pone en silencio tu mente: No les des varias vueltas a los pensamientos, no luches contra la corriente y déjalos fluir.
 
Aprende a dar solución a tus problemas: Esto es posible mejorando tu capacidad de discernimiento y toma de decisiones.

1 comentarios:

  1. Excelente artículo.
    Es necesario que la gente que lee en internet, esté muy bien informada.
    Sobretodo cuando necesita un tratamiento de depresion y andan buscando ayuda.Siempre hay que tener una mano disponible para ayudar.

    ResponderEliminar