miércoles, 1 de octubre de 2014

La siesta necesaria para descansar



Después del almuerzo, la siesta puede ser un espacio perfecto para recuperar energía para el tiempo que resta del día. Sin embargo, muy pocas personas poseen el privilegio de descansar después de comer y antes de regresar a las actividades.

Dormir por un corto espacio en el día ofrece varios beneficios, que en muchas ocasiones son los jefes de las compañías quienes promueven esta iniciativa porque reconocen que descansar por unos minutos, contribuye a mejorar la productividad, la agilidad mental, el estado de ánimo y hasta la imaginación.
 
Las horas que debemos dormir

Una sola hora de siesta al día es suficiente para brindar un mejor rendimiento mental de hasta 10 horas. De acuerdo a las investigaciones se pudo demostrar que los pilotos aeronáuticos que dormían una siesta de un poco menos de la media hora mientras que el copiloto conducía la aeronave, aumentaban su rendimiento en un 34% y su destreza mental en un 54%.

Otro estudio hecho por la Universidad de Harvard permitió comprobar que las personas que toman una siesta de 45 minutos, tienden a mejorar su memoria de igual forma el aprendizaje y disminuir la predisposición a enfermedades cardíacas como infarto, estrés, la apoplejía, diabetes y el aumento exagerado de peso.

Cuando el individuo alcanza a dormir unos 20 minutos, puede llegar a la fase 2 a partir de la cual se fortalece la concentración y la agudeza mental. Además mejora el estado de ánimo y afina las actividades motoras.


Si la siesta es de 45 minutos, es posible que logre llegar a la fase REM con diversas ventajas que tienen que ver con el pensamiento creativo y el procesamiento sensorial. En caso de que el individuo deba efectuar labores exigentes, se aconseja que la siesta no sea muy larga.

Una siesta que comprenda entre 90 y 120 minutos, bastará para concluir todas las fases del sueño porque el reposo es mucho más completo y le facilita a la personas despertar con mayor vitalidad.

El lugar sobre el que debemos reposar

Es importante disponer de un espacio confortable y alejado de los ruidos desagradables de forma que sea posible conciliar el sueño sin inconvenientes.

Acostarse usando un ropa ligera para descansar. De acuerdo a la especialista y terapeuta en sueño e hipnosis de la Universidad Católica de Chile, Patricia Masalán, el colchón es fundamental, debe estar en excelente condición y sin defectos. En relación con la almohada, aconseja que proporcione un soporte estable pero al mismo tiempo suave. Debe prestarle contención al cuello y sostener en una altura moderada la cabeza.

0 comentarios:

Publicar un comentario