viernes, 5 de junio de 2015

5 técnicas para obtener la relajación


Existen una gran diversidad de estrategias que requieren de nuestra atención e interés, sin embargo estas dos cualidades jamás deben excederse. Asimismo se debe tener conciencia de la atención que nuestra mente demanda y la necesidad que poseemos de estar en calma. La tranquilidad y la relajación nos posibilitan ser más rápidos en nuestros pensamientos, disponer de un mejor estado de ánimo, establecer mejores relaciones, evitar patologías y disfrutar de momentos agradables con la familia y amigos. Esto significa que, permanecer relajados nos brinda una mejor calidad de vida.

Es por esta razón que resulta indispensable identificar algunas alternativas que nos permitan relajarnos cuando experimentamos instantes de tensión:

1. Adquirir conciencia

Es normal que en ocasiones se entre en estados de estrés por asuntos que realmente no merecen tal nivel de angustia. Esto por lo general se debe a una necesidad de inmediatez, estado en el que esperamos con ansiedad que las situaciones se presenten, funcionen al instante o se generen muy rápido. Por esta razón es fundamental adquirir conciencia de los pensamientos que provocan el estrés y considerar si es un factor que merece esa clase de atención.

2. Respirar

Respirar representa una de las funciones corporales de mayor importancia para los seres vivos y por lo general es algo que se lleva a cabo de forma desapercibida. Sin embargo, cuando se entra en una condición emocional intensa, tensión, angustia o cualquiera otra y deseemos relajarnos es posible realizar algunos ejercicios de respiración. Si se busca entrar en un estado de relajación es probable que se consiga una conciencia por algunos instantes mientras se inhala y exhala.



3. Pensamientos relajantes

Los pensamientos relajantes son de gran utilidad para modificar el punto de vista que se tiene en el momento por medio de las palabras. Sencillas expresiones como “respira”, “cálmate”, “no te presiones”
resultan ser de gran ayuda. No se debe olvidar que la mente es una máquina perfecta que posee la habilidad de permitirnos sentir una u otra sensación, de acuerdo a lo que requiramos o deseemos.

4. Realiza actividades

Permanecer ocupados facilita dirigir la atención en actividades que pueden ser de gran ayuda para olvidar por algunos instantes aquellos pensamientos que generan preocupación y cuando la atención vuelve, por lo general se posee una mirada distinta. Cualquier tipo de actividad puede servir: trotar, caminar, cocinar, dibujar, realizar manualidades, leer, ver una película, entre otras.

5. Dormir

En algunas ocasiones se piensa que no existen alternativas o se está muy concentrado reflexionando sobre sí mismo, esto genera que la mente no asimile de forma correcta las ideas y esto conduce al estrés. Por esta razón dormir resulta ser una excelente técnica de relajación, debido a que de este modo la mente descansa un poco. Incluso, quienes poseen empleos o labores extenuantes pueden llegar a dormir unos minutos y percibir un cambio representativo en su cotidianidad.

Permanecer tranquilos es esencial para proteger la salud física y emocional, lo mejor de la situación es que es posible lograrlo de maneras muy simples. Es conveniente utilizar estas estrategias incluso si se consideran necesarias, así es posible garantizar la tranquilidad y la estabilidad emocional.

0 comentarios:

Publicar un comentario