miércoles, 29 de julio de 2015

¿Por qué son importantes las vacaciones?


¿Cuándo fue la última vez que saliste a descansar? Sucede que nos hallamos tan metidos en el trabajo que se nos pasa programar unos días de descanso o lo que es peor tomarlos. Y para esto surgen numerosas excusas como no se dispone de dinero, no es la ocasión para pedirlas, existen demasiados proyectos... en fin, infinidad de pretextos para no tomar decisiones. Lo irónico es que en nuestra mente siempre habita la idea de distanciarnos del todo unos días.

Sin embargo, tomar unos días de vacaciones no solo es una prestación laboral, es a la vez un requerimiento para la mente y el cuerpo. ¿Qué pueden brindar unos días de relajación, buen sueño, entretenimiento y sin estar pensando en tareas todo el día?

- Salir de viaje nos puede ofrecer otra mirada: Luego de unos días fuera del rush, la gran mayoría de lo que nos consume el día deja de parecer tan ' fundamental'. Como ignorar nuestro bienestar por solo tener trabajo listo.

- Cargarnos de energía: Comer en nuestro horario, descansar lo suficiente, brindarle tiempo de recreación a nuestra mente y a nuestro cuerpo es de gran utilidad para liberarnos de esa sensación de ‘drenado’ que por lo general nos persigue luego de una temporada de exigente trabajo.

- Escapar de la rutina y activar el cuerpo: Unos buenos días de reposo son una buena razón para liberarse con ganas del cuerpo habitual combo cama-auto-escritorio-auto-sillón.


- Despertar la creatividad: Estar en exposición a otros estímulos, en otro ambiente y fuera de la rutina, es un oasis para la mente. Entrar en estado de relajación trae consigo un ánimo más lúdico, menos reprimido e ideas nuevas.

- Olvidarse de las dificultades puede contribuir a solucionarlas: Irónicamente, cuando se deja de darle vueltas y vueltas a determinados temas o a esas situaciones que no nos dejan dormir, las mejores respuestas o caminos se presentan inesperadamente. Y, muchas veces, resulta que no todo era tan difícil como se creía.

- Permitirnos apreciar que la existencia no está en las redes sociales o en internet: Luego de unos días sin estar observando las redes sociales o navegando en sitios de internet casi por tiempo completo, podemos recordar que lo relevante es lo que experimentamos fuera de las pantallas, que no todo lo que se expresa o ‘ocurre’ en el universo digital es tan importante, sobresaliente o esencial como cuando estamos navegando en él.

Es posible que la palabra verano nos haga anhelar más esos días de tranquilidad de la niñez que nunca, sin embargo tampoco se debe desestimar que ser un adulto con un ingreso económico posee sus beneficios: la mayoría de las veces podemos elegir en qué temporada del año deseamos salir de vacaciones, dónde, cómo y con quién queremos pasarlas. Solo es cuestión de tomar la decisión y realizarlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario