jueves, 30 de julio de 2015

¿Qué es un duelo?


El duelo es una reacción normal y saludable frente a una pérdida. Es la forma cómo manifestamos las emociones que se sienten cuando se pierde a alguien o algo valioso en nuestras vidas. Los seres humanos requieren hacer el duelo por varias razones distintas, incluidas las siguientes:

- La muerte de un ser querido, incluso el de las mascotas.
- Un divorcio o modificaciones en las relaciones, inclusive las amistades.
- Cambios en la salud o en la salud de un ser querido.
- Pérdida de un trabajo o modificaciones en la estabilidad económica. 
- Transformaciones en la existencia, como las que suceden en el transcurso de la jubilación o cuando se traslada a un sitio nuevo.

Etapas del duelo

Al referirnos a las etapas del duelo, en muchas ocasiones se habla de las 5 etapas del duelo establecidas por Elisabeth Kübler-Ross. Kübler-Ross era una psiquiatra que realizó estudios de cómo los individuos a los que se les había diagnosticado una patología terminal hacían el duelo por la pérdida de la salud. Ella reconoció las siguientes 5 etapas del duelo:

    Negación: “Esto no está sucediendo. No a mí”.
    Ira: “¿Por qué está sucediendo? ¿Quién tiene la culpa?”.
    Negociación: “Haré un cambio en mi vida solo si eso significa que esto no me sucederá”.
    Depresión: “Ya no me importa”.
    Aceptación: “Estoy en paz con lo que está sucediendo”.

Todas estas emociones son normales. No obstante, no todos los individuos que atraviesan por un duelo viven todos esos sentimientos. Y no toda la gente experimenta estas emociones en el mismo orden. Asimismo es frecuente volver a pasar por alguna de estas etapas más de una vez. El duelo puede considerar numerosas emociones e, incluso, manifestaciones físicas.


¿Cómo se debe manejar una pérdida?

No existe una manera “adecuada” de realizar el duelo. Cada individuo es distinto. Es necesario tomarse  un tiempo para experimentar su pérdida a su modo, sin embargo es importante cuidarse:

- Exprese cómo se siente con otras personas.
- Trate de mantenerse al día con sus labores diarias, así no se siente angustiado.
- Descanse lo suficiente, continúe una dieta balanceada y realice actividad física constante.
- Evite consumir alcohol. El alcohol puede llegar a hacerlo sentir más deprimido.
- Regrese a sus hábitos normales tan pronto como pueda. 
- Evite tomar determinaciones de gran relevancia de inmediato.
- Permítase llorar, sentirse confundido, molestarse o sentirse de la forma que se siente.
- Busque ayuda si la requiere.

0 comentarios:

Publicar un comentario