jueves, 29 de octubre de 2015

Descubierto tercer agujero en la capa de ozono




Este jueves la Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que en el mes de octubre se ha logrado medir el tercer mayor agujero de la capa de ozono del que se posean registros, aunque se explicó que esto no obstaculiza el proceso de recuperación de esta protección natural contra los rayos solares.

"Esto muestra que el problema del agujero de ozono sigue con nosotros y que hay que mantenerse vigilante, pero no hay razón para una alarma indebida", afirmó el científico Geir Braathen, del Servicio Atmosférico de la OMM.

La reducción de la capa de ozono sucede al año en el transcurso de la primavera en el hemisferio sur a causa de las temperaturas excesivamente frías en la estratosfera (situada a unos 25 kilómetros de altura) y a la manifestación en la atmósfera de gases que destruyen el ozono. 

La media calculada en treinta días del agujero de ozono ha sido para el presente año de 26,9 millones de kilómetros cuadrados, lo que significa la tercera medida de mayor importancia luego de los récords registrados en 2000 y 2006.

Los investigadores calcularon el récord para un solo día el 2 de octubre, cuando el agujero llegó a medir 28,2 kilómetros cuadrados, su tamaño máximo para este año.

Las temperaturas en la estratosfera antártica oscilan de año en año, lo que influye para que el agujero de la capa de ozono sea pequeño y en otras ocasiones se presente de mayor dimensión. 

"De manera general, esto no revierte la recuperación de largo plazo para la capa de ozono que se proyecta en las próximas décadas", señaló la OMM.  

¿En qué consiste la capa de ozono?

La capa de ozono se sitúa en la estratosfera, entre 20 y 30 kilómetros muy arriba de la superficie de la Tierra y posee concentraciones de ozono que protegen a los seres humanos de las radiaciones perjudiciales del sol. En especial, brinda protección de los rayos UVB, que es una clase de radiación ultravioleta.

Aunque pequeñas dosis de radiación UV ofrecen ventajas para la producción de vitamina D. La exposición a la radiación UV-B reduce de forma considerable la capacidad inmunológica, con las cuales es posible activar patologías generadas por virus y bacterias.

0 comentarios:

Publicar un comentario