viernes, 13 de noviembre de 2015

¿Cómo funciona la dieta mediterránea?



Los residentes de Grecia, Italia y Creta comprobaron, después de años de seguimiento científico, que viven más que la media y que sufren menos cáncer. Esto se debe a que su estilo de vida y nutrición especial que poseen les confieren ventajas que ningún otro habitante del mundo posee.

Un mediterráneo se toma su tiempo para alimentarse con tranquilidad, realiza ejercicio de forma modera con regularidad, acompaña sus cenas con una copa de vino y presenta un comportamiento positivo frente a la existencia. Esto significa, que lleva una vida saludable.  

Esta dieta se fundamenta esencialmente en granos como las lentejas, garbanzos, frutas, cereales, vegetales frescos, pescados, quesos, huevo y pan.

Aunque su dieta no es vegetariana, la ingesta de carnes rojas es más bien escasa.


Por esta razón, es una alimentación rica en nutrientes e ingredientes naturales. No es una técnica para bajar de peso de manera rápida sino de largo plazo y para conservarla. Todo lo fresco resulta una primicia en esta clase de alimentación. Evita los productos procesados y congelados. Las carnes rojas deben ser ingeridas solo unas pocas ocasiones en el mes.

En noviembre de 2011 la dieta mediterránea fue denominada patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco.

Reglas de la Dieta Mediterránea

1. Usar aceite de oliva.
2. Ingerir alimentos de procedencia vegetal.
3. Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los apropiados.
4. Se deben consumir a diario pan y alimentos que provengan de cereales (pasta y arroz) que sean integrales para que sean consumidos.
5. Ingerir a diario productos lácteos.
6. La carne roja debe ser ingerida con moderación.
7. Comer pescado en buena cantidades y huevos en menor porción.
8. El postre debe ser fruta fresca.
9. El vino solo debe acompañar la cenas y nunca debe faltar el agua.
10. Hacer deporte diariamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario