jueves, 26 de noviembre de 2015

¿En qué consisten los celos?


Los celos pertenecen a una de las emociones más naturales y a la vez, una de las más desagradables e incómodas que existen. Se tiene evidencia de que este sentimiento es propio del ser humano desde tiempos atrás, es uno de los temas más frecuentes en la mitología Griega o incluso en las narraciones bíblicas. 

No obstante, asimismo es posible hallar esta emoción en varias especies animales como los   chimpancés, los elefantes o los perros, que asimismo son celosos, entre otros.

Por otro lado se piensa que los celos son otra forma de envidia, sin embargo la diferencia esencial reside en que los celos se manifiestan más bien como un temor o miedo a perder algo específico o relación estimada. 


¿Cómo evitar sentir celos?

1. Es importante que cuando sintamos celos reflexionemos sobre si son infundados o si la otra persona está propiciando situaciones que generen el sentimiento de inseguridad. Ayuda además pensar con qué frecuencia se presentan y en cuántas relaciones ha ocurrido para responder a esta pregunta.

2. Si descubrimos que poseemos un historial de relaciones semejantes, es indispensable tomar conciencia de que el problema posiblemente se encuentre en nosotros mismos para saber cómo solucionarlo.

3. Es necesario aprender a mejorar nuestra autoestima, aprender a amarnos y valorarnos. Debido a que las inseguridades y los celos están relacionados con nuestras inseguridades internas.

4. Es esencial que logremos ser interdependientes en las relaciones. La interdependencia nos permite conservar campos en nuestras vidas independientes con actividades independientes y compartir otros con elevados grados de intimidad y afectividad.

5. Confrontarnos con nuestras voces o imágenes interiores que nos inquietan de las relaciones que establecemos con los otros y sustituir aquellos pensamientos o imágenes negativas que estimulen nuestra autoconfianza.

6. Dialogar con los seres que amamos con respecto a nuestras inseguridades.

7. Solicitar lo que requerimos de forma directa. La gran mayoría de las ocasiones esperamos ser cuidados, acariciados, mimados y lo pedimos mediante reclamos que nos distancian de los otros sin recibir el afecto que deseamos.

0 comentarios:

Publicar un comentario