jueves, 12 de noviembre de 2015

¿En qué momento conviene cambiar de trabajo?


Muchas veces las personas toman la decisión de cambiar de empleo para potenciar su crecimiento profesional y obtener experiencia en diferentes campos. Sin embargo para que el cambio merezca la pena, la decisión no debe tomarse a la ligera.

Ante de cambiar de actividad laboral es necesario que te cuestiones por qué te desagrada el empleo que posees en este momento y qué buscas conseguir en tu futuro puesto. Un estudio publicado en Harvard Business Review explica que uno de los principales errores es basar la decisión exclusivamente en el incremento salarial.

La rutina es otro de los enemigos que influye en cualquier trabajador y es posible que se caiga en ella en alguna ocasión. No obstante, no es una razón suficiente o de peso para cambiarte a otro empleo, porque te sientes estresado o porque tuviste alguna dificultad con un compañero.  

En un artículo del sitio Trabajando.com, se aconseja que antes de decidir renunciar a un empleo es importante que la persona analice las ventajas y las desventajas.

Lo esencial es que te sientas bien con las labores que realizas. Cuando sientas que ya no tienes nada más que aportar a la compañía ni ésta tiene nada que ofrecerte, ese es justo el momento para decir adiós y tomar nuevos aires.


Cuando el ambiente laboral es pesado, no es posible crecer al interior de la empresa y ni el salario ni el horario resultan satisfactorios, lo más seguro es que debas tomar una decisión en tu vida laboral. 

Aunque la única razón no debe ser el salario para cambiar de empleo. Por lo general sucede que en un primer momento te resulta agradable el sueldo pero después desearás ganar más y esto influirá para que el te sientas insatisfecho. En ese caso deberás considerar si el nuevo puesto te ofrece compensaciones extra, flexibilidad horaria o posibilidades de tomar vacaciones. Esto es relevante al momento de abandonar la estabilidad laboral.

Debes analizar si el deseo de cambiar es motivado por un problema puntual con un compañero. En esta circunstancia, puede que te ayuden unas vacaciones o simplemente un diálogo con el individuo involucrado.

Es importante la decisión que vas a tomar, ya que actuar de forma impulsiva no es conveniente para un cambio tan trascendental en tu vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario